';

Sí, aún soy vegano

Sí, aún soy vegano

Pese a quien le pese, sigo siendo ese “loco”, ese radical inadaptado que prefiere comer plantas que animales.

Este artículo es para todos los que ya tenemos esa parte de nuestra conciencia despierta y desarrollada, para los que empiezan a sentir algo despertando en su interior y para los que a pesar de ser conscientes del daño que sus hábitos alimenticios provocan, a pesar de lo que saben que sucede a diario por todos los rincones del planeta, a pesar de las atrocidades y monstruosidades cometidas por el ser humano con el resto de las especies de este planeta, aun así ve justificación en comer lo que come.

Desde que empecé a ser vegano, el principal problema al que me he enfrentado no ha sido la inexistente dificultad para dejar de comer trozos de animales torturados, matados y descuartizados; no amig@s, lo que más difícil me ha resultado es tener que lidiar con mentes prehistórticas, personas con las que tienes que convivir a diario y que sin haber llegado yo a crucificarlas por no haber encontrado ellas esa señal interior que día tras día me decía que lo que hacía no era justo, que no estaba bien aunque estuviera normalizado en una sociedad que no me representaba, ellas sí me veían con otros ojos. ¡¿Me había vuelto loco, o qué?!

Llevo siendo vegano aproximadamente 7 años y a día de hoy todavía hay gente que me pregunta:

“Oye, ¿Tú todavía sigues siendo vegetariano o aquello que eras tú….Cómo se dice?”
“Vegano, se dice vegano, y sí, sigo siéndolo, gracias por preguntar.”

Yo sé que entender el concepto de ser vegano por razones ajenas a nuestra salud, alergias, intolerancias o riesgo de morir por comer carne, es difícil para la mayor parte de las personas, pero es que la razón por la que yo soy vegano está muy por encima de mí como persona, como individuo, como humano. Lo hago por respeto al derecho a vivir de todo ser viviente.

El problema aquí es que la raza humana es egocéntrica hasta el punto de creerse que este planeta nos pertenece o que somos el centro del universo, que tenemos derecho legítimo a pagar por tierras o cobrar por venderlas, cuando la tierra que compramos tiene un único dueño, el planeta tierra, a la que nosotros pertenecemos. Sí amig@s, si alguien es dueño de alguien, es la tierra de nosotros los humanos y el resto de las especies de animales y plantas. Somos tan presuntuosos que es algo así como que nuestros piojos, bacterias, etc creyeran que son dueños de nuestro cuerpo, sí en serio, pensadlo, ¿absurdo verdad? Pues eso…..Un humano.

Creemos que porque evolutivamente, sobre todo a nivel cerebral, estamos (aunque yo lo dudo bastante) más evolucionados que el resto de especies. Cosa que nos ha hecho tomar el control y dominio de todo cuanto nos venga en gana sobre la superficie de tierra, del mar, el cielo, sobre los animales y sobre las plantas. Todo debe estar a nuestro servicio y si queremos bañarnos en una costa donde tiburones tengan su ecosistema, ¿qué hacemos? Matarlos con la excusa de que son mortalmente peligrosos y nos atacarían si pudieran. Perdonadme si no lo entiendo bien, o sea que nosotros invadimos una zona donde existe un ecosistema marino natural de donde forman parte esos tiburones, no los humanos, nosotros somos los intrusos y ¿qué hacemos al respecto, irnos? ¡Pues no, acabamos con el peligro, convirtiéndonos nosotros en la especie peligrosa!…. Pero somos humanos y los humanos pueden hacer lo que quieran, donde quieran.

No sé de qué me sorprendo, pues esta práctica no es ni aislada, ni infrecuente, ni únicamente hacia otras especies consideradas por nosotros inferiores. También lo hacemos y hemos hecho a lo largo de la historia con nuestros propios semejantes, mediante la esclavitud, y genocidio de culturas, pueblos y razas diferentes a la nuestra, marcadas por los colores de sus pieles. Esclavitud que sometía a pueblos enteros por el mero hecho de vivir en una región diferente, tener unas costumbres diferentes y rezar a divinidades distintas. Masacre, sometimiento, tortura y humillación de culturas enteras, como los nativos Americanos, los Indios, los verdaderos y genuinos Americanos, no esa amalgama de Europeos Ultracatólicos, principalmente Británicos, invadiendo tierras Americanas y aniquilando todo cuanto se les ponía en medio, como si esos salvajes se les hubieran colado en las tierras que aún estaban por conquistar. O las culturas de Sur y Centro América a manos de Españoles y Portugueses, otro tanto de lo mismo. Millones de personas masacradas por ocupar unas tierras en las que nacieron y vivían respetando a las fuerzas de la naturaleza, a la tierra en sí y todo lo que la habitaba. Eso amigos míos aparte de ser una atrocidad como hecho, tiene un nombre…. Racismo, ¿A que sí?

Pero esta superioridad se vuelve especialmente extrema cuando de otras especies animales se trata, en este aspecto el ser humano no tiene tope, de lo que es capaz… ni el más imaginativo de nosotros sería capaz de demarcar donde está el límite del humano. Nos creemos superiores a todas las razas porque somos cerebralmente más desarrollados (aunque me ratifico en lo dicho anteriormente, no lo tengo tan claro) y en vez de utilizar esa superioridad mental para velar por el bien de los que no son tan agraciados, o incluso menos desarrollados, por los “inferiores” vamos, utilizamos esa ventaja para abusar de ellos, torturarlos, matarlos, comérnoslos…

Es como si a un individuo de una inteligencia normal, lo colocaran en un lugar donde todos los demás habitantes humanos tuvieran retraso mental, y en vez de velar por su bienestar, seguridad, y felicidad, se dedicara a abusar de ellos, a someterlos a trabajos forzados, a torturarlos, a matarlos y comérselos……. A no, ya sé que no es lo mismo, estúpido de mí, pido disculpas por el desliz, es que no es lo mismo, no es lo mismo un humano que un animal…. ¿Saben qué termino acuña esa definición? ESPECISMO. Nos creemos que nuestra especie está por encima y tienen más derechos que todas las demás, porque sí, porque nosotros tenemos los medios, la inteligencia y por ende el poder. Por esa regla de 3 Hitler tenía derecho de hacer lo que hizo porque él tenía el poder ¿No? A no, que otra vez vuelvo a cometer el mismo error, que estamos hablando de humanos, y los humanos son superiores a los animales.

Bueno, volviendo al tema del veganismo desde el punto de vista de la alimentación. Es curioso que todos esos que no muestran el mínimo respeto por las vidas de todas esas criaturas sintientes y que tienen el mismo derecho a vivir que los humanos y a ser algo más que comida para nuestra especie, zapatos, chaquetas, cinturones, animales de carga, o juguetes, trofeos, o punching balls. Pues todos esos que no muestran el mínimo respeto por las vidas de otros, exijan respeto por su decisión de comer animales si quieren; que ellos respetan que nosotros no comamos carne, y por lo tanto nosotros debemos respetar lo que ellos comen. Por otra regla de 3 (y es que adoro las reglas de 3) como un pederasta me respeta a mí por tener sexo con mujeres adultas, yo debería hacer lo propio con él y respetar su elección sexual. ¡Pues no, hay cosas que no deben respetarse nunca, es más deberían castigarse por encima de todo! Y no es que piense que abusar de niños sea tan poca cosa como para la mayor parte de la gente es el matar animales, es que para mí lo más atroz del mundo es abusar de niños, pero es que me parece igual de atroz matar animales o torturarlos, comérselos.

No sé si me entendéis, probablemente no, seguramente porque seguís pensando que un animal es inferior a un humano y tiene menos derecho a la vida que nosotros.

Pues con esto y con muchas cosas más tengo que vivir mi vida en este planeta, haciendo todo lo que está en mis manos para equilibrar la balanza entre humanos y animales, aunque se me antoja insuficiente. Siento impotencia y rabia a partes iguales, pero no me queda otra que seguir siendo familiar, amigo, conocido de muchas personas que están en el bando de los que hacen algo que no soporto, pero vivo en una sociedad con familiares, amigos y conocidos con los que tengo vínculos de todo tipo… Así que con mucha resignación y algo de hipocresía sigo viviendo mi vida, muy pendiente de ayudar en cuanto pueda a todos esos que no tienen voz y deseando que ese cambio que viene, sea lo más rápido posible, aunque yo ya no esté aquí para verlo.

Sé que muchos os sentís como yo, sólo quiero que sepáis que no estáis solos y que cada vez somos más. Quizás y eso espero, mi forma de ver las cosas os ayuden a interpretar mejor los conceptos, ser capaces de dibujar vuestras líneas rojas y dar el paso hacia una vida que os haga sentir orgullosos de lo que sois y hacéis todos los días.

En el próximo episodio: Ser vegano y ser feliz. Respuestas a los tópicos a los que nos enfrentamos a diario los VEGANOS, trataremos de cómo afrontar todos esos momentos en los que por ser veganos nos vemos inmersos en un fuego cruzado de acusaciones e intentos de desacreditarnos y deslegitimarnos de algo que hemos decidido hacer de corazón.

Jose Leiras (Vegano) y Mi Fitness Coach. www.mifitnesscoach.com

Leave a reply