';

La Celulitis. Parte II

En el capítulo anterior habíamos dicho que el exceso de estrógenos era el principal responsable de la celulitis. Pues bien, lo que procedería en este caso sería conseguir disminuir esos altos niveles de estrógenos.

¿Qué cómo lo hacemos? Pues no creas que es tan complicado, aunque si bien es cierto que cada persona es un mundo y que si tu sistema endocrino no funciona bien por algún problema de salud la cosa sería un poquito más compleja, aunque no imposible. ¡Mientras respiréis todo es posible, así que fuerza y para adelante!

A lo que íbamos, ¿Cómo reducir los estrógenos?

Pues, hay varios frentes, por lo que iremos por partes:

1. EJERCICIO. Y ahora la pregunta del millón, ¿Pesas o cardio?

Pues, al contrario que la creencia popular de que para ese fin sería mejor el cardio en lugar de las pesas / máquinas. La respuesta es haciendo musculación (pesas). Y te explico por qué.

Todos sabemos, o deberíamos saber que con el entrenamiento de pesas la fuente de energía principal utilizada es el glucógeno (azúcar/carbohidratos) y que para quemar grasa de forma casi exclusiva debemos tener los depósitos de glucógeno vacíos, y que el cardio utiliza (dependiendo de con qué intensidad) la grasa. Pero entonces si el cardio quema grasa y las pesas glucógeno y nosotros queremos quemar la celulitis (grasa), entonces será mejor el cardio……. ¡Pues no!

Porque la celulitis es algo más que un problema de acumulación de grasa como puede suceder en otras partes del cuerpo, para que se queme grasa durante el ejercicio, partimos de la base de que en esa zona donde se acumula la grasa debería haber un buen flujo de sangre, cosa que no es así en el caso de la celulitis. No hay buena irrigación sanguínea y por consiguiente, tu organismo casi no podrá echar mano de esa grasa para ser utilizada, hasta que la circulación no mejore y el entorno de esa grasa localizada se vuelva más accesible y propicio. ¿Cómo se mejora la circulación en la zona de las piernas, caderas, glúteos donde muchos vasos sanguíneos han estado prácticamente en desuso por un largo período de tiempo?, pues os lo diré, con unas buenas sentadillas, y no me refiero a sentadillas con la ley del mínimo esfuerzo, no, eso no provocará grandes cambios en tu red de vasos y capilares, me refiero a sentadillas con un buen peso; Sí he dicho bien, con un buen peso…. Es ahora cuando muchas os echaréis las manos a la cabeza y clamaréis al cielo diciendo que los Dioses del Fitness no lo aprobarían. Pues vuestros dioses se equivocan, las sentadillas pesadas son un ejercicio ideal para vuestra celulitis por 2 motivos principalmente, (aparte del de quemar calorías obviamente):

      1. Porque si os habréis fijado cuando hacéis sentadillas pesadas, vuestro corazón no late simplemente más rápido, lo hace con mucha fuerza, hasta parecería como si sintierais el corazón latir de lo fuerte que lo hace. Pues bien, esa presión tan fuerte que le imprime a la sangre para obligarla a llegar a todos los rincones de vuestras piernas (que como podéis imaginar son de los músculos más grandes del cuerpo, lo que requiere de grandes cantidades de sangre cargada de oxígeno y nutrientes para que los músculos puedan funcionar. Esto consigue abrir muchos de esos vasos y capilares casi inactivos  por el entorno celulítico. ¿Esto se entiende verdad? Imaginad una manguera aplastada por el desuso, ¿cómo conseguís que vuelva a circular el agua por ella abriendo el grifo un poquito o abriéndolo totalmente para que consiga pasar el agua por la presión?…. Pues eso
      2. Por otra parte, además del tema de la circulación tenemos un hecho incuestionable, que es que las sentadillas son el ejercicio que mayor estimulación consigue para que el cuerpo fabrique testosterona, tan necesaria para el desarrollo muscular. Y sí, las mujeres también la segregan, además de estrógenos y progesterona, las mujeres segregan testosterona, en dosis bastante menores que un hombre, pero lo hace, y cuanta más testosterona fabriquéis, menos estrógenos incordiando. Con lo que más fácil será quemar la grasa y más fácil será fabricar nueva fibra muscular. Y ya se sabe, cuanto más músculo, mayor consumo calórico, lo que a su vez hará que en una dieta de hipocalórica el cuerpo utilice más grasa acumulada como fuente de energía… ¿Vais captando por dónde voy?

       

      Dejad de lado los prejuicios sobre las pesas y el yo no quiero ponerme fuerte, sólo quemar la grasa. Dejadme deciros algo, si quemarais toda la grasa de vuestro cuerpo os quedaríais “fofas” y con músculos flácidos y blandos. Creedme no es eso lo que queréis…. Insisto, no es eso lo que queréis. Nadie quiere quitarse la grasa del culo y que se le queden 2 colgajos flácidos, y lo mismo en el resto del cuerpo.

2. ALIMENTACIÓN. LECHE = + ESTRÓGENOS = + CELULITIS

Los lácteos son de las peores cosas que podéis comer por un montón de motivos, pero el tema que nos ocupa hoy es la celulitis, y a los efectos que estos ejercen sobre la celulitis, “alimentándola”.

Las investigaciones al respecto son concluyentes, “Los estrógenos son los principales responsables de la celulitis”

Recientes investigaciones señalan que los efectos del estrógeno son heredables, ya que los estrógenos que ingieren los padres a través de los productos lácteos han dejado adaptaciones celulares trazadas como huellas genéticas. Esta investigación afirma que esta huella genética crea una predisposición a la sensibilidad estrogénica en el futuro. Esto no significa que la celulitis sea hereditaria, pero si tienes una predisposición genética a ser sensible ante la ingesta de estrógenos, y tú vas y tomas lácteos (junto con otros alimentos que nombraré más adelante que promueven los estrógenos), llevas una vida sedentaria, una dieta no controlada, etc…. ¿Qué esperas? ¿El cuerpo de Ashley Kaltwasser?

 

 Sólo tened en cuenta una cosa y es que en los países dónde menos lácteos se consumen es donde existen los menores porcentajes de mujeres que sufren esta afección cutánea.

Así que si de todo lo que te he dicho y te voy a decir tuvieras que escoger una sóla cosa a seguir:       ¡Elimina por completo los lácteos animales de tu dieta!

Image module
Más instrucciones para bajar vuestros niveles de estrógenos
            1. Intenta consumir más alimentos orgánicos. No es que los pesticidas, fertilizantes químicos y demás que se utilizan en la agricultura industrial eleven los niveles de estrógeno, pero sí es cierto que producen similares efectos en nuestro organismo al ser ingeridos.
            2. Consume más fibra dietética, ya que ésta puede ayudar a eliminar el estrógeno. Más o menos ya sabréis que alimentos son ricos en fibra ¿no? Pues verduras, frutas, los granos enteros, sobre todo integrales. Pero cuidado con una cosa, la fruta tiene un alto contenido en fructosa (azúcar), y en cierta medida influye en nuestros niveles de insulina, y ya habíamos dicho que si queríamos acabar con la celulitis había que mantener a la insulina a raya. Lo mismo sucede con los cereales, así que no te pases ni con unos ni con otros, y elige bien a qué horas consumirlos.
            3. ¡Come muchos polifenoles! Debes saber qué alimentos contienen polifenoles. Los polifenoles provienen de fuentes alimenticias vegetales. Los estudios actuales sugieren que estos ayudan a reducir los niveles de estrógeno en la sangre.
              ¿Entiendes ahora lo de consume una dieta rica en frutas y verduras? Estos alimentos están repletos de polifenoles y antioxidantes que te harán mucho bien.
              -Especias: Clavo de olor, anís estrellado, las alcaparras, el curry, el jengibre, el comino, la canela.
              -Hierbas secas: Menta, orégano, salvia, romero, tomillo, albahaca, hierba luisa, perejil, mejorana.
              -Bebidas: Cacao, té verde, té negro, vino tinto.
              -Bayas oscuras: Chokeberry negro, saúco negro, bajo arbusto de arándano, ciruela, cereza, grosella negra, mora, fresa, frambuesa, ciruela, uvas negras.
              -Semillas: Linaza (lino), semillas de apio, Chía.
              -Frutos secos: Castaña, avellana, pecana, almendra, nuez.
              -Olivos: Aceitunas negras, aceitunas verdes.
              -Verduras: Alcachofas, achicoria roja, achicoria verde, cebolla roja, espinaca, brócoli, escarola rizada.
              -Frutas distintas de las bayas: Las manzanas, jugo de manzana, jugo de granada, durazno, jugo de naranja sanguina, jugo de limón, albaricoque.
              Además las uvas contienen una sustancia química conocida como resveratrol y las semillas contienen otra sustancia llamada proantocianidina. Ambas sustancias ayudan a bloquear la producción de estrógeno, además de ser un potentísimo antioxidante.
            4. Desintoxica tu hígado: Busca alimentos que contengan azufre. El azufre puede ayudar a desintoxicar el hígado mediante la eliminación de sustancias que le causan daño. Como resultado, el hígado se vuelve más productivo. Dado que este órgano es responsable de metabolizar y descomponer el estrógeno en el cuerpo, un hígado saludable puede ayudar a reducir el estrógeno
              Entre los alimentos que poseen azufre podemos mencionar: Espárragos, aguacate, arandanos, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, cerezas, cebollino, coco, ajo, uvas, granos, col rizada, puerros, legumbres, mostaza, frutos secos y semillas, cebollas.
              Funciones del azufre
              Ayuda en la formación de los músculos y en el mantenimiento del cabello y la piel.
              Ayuda en la síntesis de colágeno y la queratina.
              El azufre es responsable de suministrar oxígeno al cerebro, ayudando a mantener un correcto funcionamiento de las funciones vitales.
              Trabaja en la secreción de bilis con el hígado.
              Ayuda en la construcción de tejido.
              Trabaja junto al complejo B promoviendo la salud de los nervios.
              Mejora la respiración de los tejidos orgánicos.
              Colabora en la prevención y tratamiento de enfermedades cutáneas y para mantener un cabello y uñas saludables.
              Favorece al transporte y equilibrio de los minerales en el cuerpo.
              Promueve un correcto metabolismo de las grasas y carbohidratos.Además de lo anterior el extracto de cardo Mariano (Silimarina) es un potente desintoxicador de nuestro hígado, ¡Incluidlo en vuestra dieta! Un hígado sano es un cuerpo más sano.Como veis todo lo subrayado anteriormente tiene mucho con ver con la piel y los músculos, así que podéis haceros una idea de la importancia de este mineral.
            5. Come verduras crucíferas: vegetales de hojas verdes en general y algunas verduras de color morado. Entre ellas se encuentra la berza, espinacas, coles de Bruselas, mostaza, nabo, berro de jardín, rábano, col verde, col lombarda, col rizada, grelo, colinabo, rúcula, etc.
              Este tipo de verduras tienen infinidad de propiedades beneficiosas para el organismo, la que destacaremos hoy es que ayudan a bloquear el exceso de producción de estrógeno, lo que nos irá de perlas en la lucha contra nuestra archienemiga….. La celulitis.
              Pero además tiene otras muchas ventajas que van desde infecciones bacterianas del aparato digestivo, prevención de enfermedades cardivasculares, potentísimo antioxidante que refuerza nuestro sistema inmunológico, refuerza nuestros huesos (fuente de calcio bastante superior a la leche), hasta la prevención de varios tipos de cáncer.No es broma ni exagero, durante la preparación de las comidas, al masticar y en la digestión, los glucosinolatos de las plantas crucíferas se descomponen para formar compuestos biológicos activos tales como indoles, nitrilos, tiocianatos e isotiocianatos (1). El indol-3-carbinol (un indole) y el sulforafano (un isotiocianato) se han estudiado muy frecuentemente por sus efectos anticancerosos. Si no te parecen suficientes razones para comerlas todos los días….. ¡Háztelo mirar!
            6. Cuida tu flora intestinal: El mantenimiento de la flora intestinal depende de una alimentación adecuada y un estilo de vida sano. Además, la incorporación de probióticos y prebióticos a tus hábitos de vida es una medida de prevención que ayuda a mejorar, restaurar y mantener la composición de nuestra flora intestinal.Esta es importante además en la absorción o excretación del estrógeno.
            7. Champiñones: Come champiñones de todas las variedades, pues ayudan a prevenir la síntesis de la  aromatasa. Esta enzima puede convertir el andrógeno en estrógeno. Por lo que al comer una buena cantidad de champiñones, contribuirás a dificultar este proceso de conversión y reducir asíel estrógeno en el cuerpo. (La aromatasa es la hormona a la que temen los culturistas, ya que es la que les causa la temida “ginecomastia.
            8. Té verde: El té verde contiene fitoquímicos que pueden ayudar a reducir la producción de estrógeno en el cuerpo.
            9. Complejo de Vitaminas del grupo B.
              Todas tienen vital importancia en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, con funciones tales como la reconstrucción y mantenimiento celular, la síntesis proteica, indispensable en el metabolismo de las  proteínas, carbohidratos y grasas, mantenimiento óptimo de ojos y piel, interviene en la síntesis de ADN, producción de cromosomas, etc. Pero nos centraremos en las que más repercusión tienen en la celulitis.

Vitamina B3 (Niacina)
También conocida como Niacina, interviene, al igual que el resto de sus compañeras, en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas para producir energía. Otra importante función que lleva a cabo es la de reducir el colesterol LDL. Interviene para el correcto mantenimiento y estado del hígado, piel, cabello, ojos, y la función normal del sistema nervioso.
La Niacina ayuda al cuerpo a producir varias hormonas sexuales y relacionadas con el estrés en las glándulas suprarrenales y otras partes del cuerpo. Mejora la circulación y reduce la inflamación.

Vitamina B6 (Piridoxina)
La Piridoxina es utilizada por el cuerpo para la formación de coenzimas y facilitar el metabolismo de las proteínas, pues es necesaria para la absorción de los aminoácidos. Otro aspecto fundamental es su participación en la formación de glóbulos rojos, y la de la enzima glucógeno fosforilasa, que degrada el glucógeno muscular para producir energía. Las funciones principales de la piridoxina son las reacciones de transaminación, procesos por medio de los cuales un aminoácido o grupo se transfiere a una molécula, por regla general, para producir otro aminoácido. Debido a la extrema importancia de la piridoxina en el metabolismo de proteínas y aminoácidos, un aumento de alimentos proteicos en la dieta conlleva un aumento de las necesidades de vitamina B6.

Ayuda a regular los niveles elevados de homocisteína. Posee propiedades para colaborar en la producción de hormonas y neurotransmisores como la serotonina, melatonina y norepinefrina.

Así que ya sabes, aunque con una buena alimentación esas necesidades de estas vitaminas quedaran cubiertas, un multivitamínico no te vendría mal.

Contínuaremos en La Celulitis. Parte III

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
Share
Leave a reply